“Un nuevo mundo basado en la Verdad y que rechaza la vieja esclavitud a la falsedad quiere nacer. En todos los países hay personas que lo saben, o al menos lo sienten. A ellas las llamo: ¿Quieren participar?”              

La Madre

La vida es evolución de conciencia. El hombre no es el último estadio de la evolución, el próximo estadio será un ser Supramental, un ser capaz de manifestar en sí mismo la Conciencia Suprema, las cualidades divinas. Nosotros podemos participar en este proceso de evolución, creciendo la conciencia de todas las partes de nuestro ser, volviéndonos instrumentos para el establecimiento de una nueva clase de vida, la Vida Divina sobre la Tierra.

El Yoga Integral de Sri Aurobindo y La Madre está basado en una aspiración sincera, una entrega total a la Divinidad y un rechazo a todo aquello  que no es útil para lograr este objetivo.

Este Yoga no busca solamente una salvación personal o una transformación del ego individual. Como Sri Aurobindo dijo, este yoga empieza donde los otros yogas terminan. Su meta es cambiar el ego colectivo, alcanzar la perfección del mundo a través de la auto-perfección,  ayudar a bajar a la Tierra la conciencia más elevada y lograr la unidad humana.

 

Sri Aurobindo

Sri Aurobindo nació en Calcuta el 15 de agosto de 1872 y a la edad de siete años fue enviado a Inglaterra para estudiar. Regresó a India en 1893 y se involucró activamente en el movimiento nacionalista. En 1908 fue arrestado y enviado a prisión. Desde entonces se dedicó completamente a sus prácticas espirituales. Llegó a Pondicherry en 1910, para dedicarse al Yoga Integral, y revelarnos que a través del proceso de evolución de conciencia va a existir un nuevo ser, el Supramental, con todas las cualidades divinas. En 1926 se retiró a su cuarto y durante 24 años se dedicó a traer la fuerza supramental a la Tierra. En 1950 dejó su cuerpo. Escribió 30 volúmenes sobre todo tipo de temas: Savitri, La síntesis del yoga, La vida divina, Cartas sobre el yoga, Acerca de sí mismo, etc.

 

La Madre

La Madre fue la colaboradora espiritual de Sri Aurobindo. Nació en París el 21 de febrero de 1878. En 1914 viaja a India,  encuentra a Sri Aurobindo, a quien desde el primer momento reconoció como su guía espiritual y colaborador, el que siempre había visto cerca de ella. En 1920 volvió a Pondicherry y en 1926 se hizo cargo de los discípulos y del desarrollo del ashram de Sri Aurobindo. En 1968 creó la ciudad de Auroville, cerca a Pondicherry, un laboratorio para lograr la unidad humana. En 1973 dejó su cuerpo. Hay 17 volúmenes con sus enseñanzas.

ABUTILÓN - Promesa

Flores en Auromira, Villa de Leyva

EL YOGA INTEGRAL

“Las condiciones en que los hombres viven sobre la Tierra son el resultado de su estado de conciencia. Querer cambiar las condiciones sin cambiar la conciencia es una vana quimera”. 

La Madre

“El alma de un hombre es más grande que su destino”

Sri aurobindo